Cómo impactará la COVID-19 en el sector del Interiorismo

La industria tiene el potencial para adaptarse a las nuevas circunstancias…

 

El sector del Interiorismo es uno de los que se ha visto más afectado por la pandemia. Dado su impacto en la viabilidad de muchas empresas, los especialistas realizan sus predicciones con respecto al futuro y se preguntan que pautas marcarán los próximos años.

 

¿Hacia dónde se dirige el sector del Interiorismo?

De modo general, podemos decir que las opiniones más destacadas confluyen en esta hipótesis: la industria tiene el potencial para adaptarse a las nuevas circunstancias; por lo tanto, continuará desarrollándose una vez que concluya la crisis. Veamos qué más dicen los expertos.

 

1. Será una etapa marcada por las soluciones innovadoras

Scott Hudson, CEO de Henrybuilt, comparte la idea de que en los tiempos difíciles es cuando las personas expanden su potencial creativo. Por otra parte, aunque para algunas empresas el desarrollo de productos puede darse de forma lenta, es característico que los diseñadores prosperen en las situaciones adversas.

Sin duda, en otras crisis acontecidas en el pasado han surgido ideas grandiosas; no se descarta la idea de que algunos de los mejores trabajos se desarrollen en estas fechas.

Por otra parte, es recomendable que los negocios que dependen del comercio minorista continúen haciendo y comercializando su producto de mayor valor. Para Catherine Bailey, copropietaria y directora creativa de Heath Ceramics, su compañía está a la espera de que tanto la demanda como los productos cambien una vez pasada esta emergencia.

Asimismo, se espera que se reduzca la cantidad de integrantes de los equipos de trabajo, que las unidades de producción sean más rápidas y que las ofertas sean mucho más sencillas. Otros especialistas han expresado su preocupación por las empresas más jóvenes, las cuales pueden verse seriamente perjudicadas o desaparecer a causa de la COVID-19.

 

2. El gasto de los clientes tenderá a incrementarse cuando haya pasado el peligro

Para el experto del sector, Jared Miller, asesor financiero en varias empresas durante la crisis financiera de 2008, cuando la emergencia pase y se suministren las vacunas, las ventas en el sector del Interiorismo experimentarán un incremento. Se concretarán muchas de las operaciones pendientes y las personas que necesiten ciertos artículos, los adquirirán de todas formas una vez que todo vuelva a la “normalidad”.

La fundadora de la firma Pop and Gray sostiene que, tras la crisis, el sector se verá favorecido: las personas, al estar tanto tiempo sin salir de sus casas, pudieron percibir con mayor nivel de detalle los aspectos de sus viviendas que resultan incómodos, no se ajustan a sus gustos o no satisfacen sus necesidades.

Esto motiva un aumento en el número de consumidores interesados en invertir en sus casas con el propósito de conseguir más confort o interiores más atractivos.

 

3. Se mantendrá la estabilidad de los precios

Según Holly Howard, fundadora de la consultora Ask Holly How, los creativos que han pensado en bajar el precio de sus creaciones deberían tener cuidado. Y es que gran parte de la clientela de estos profesionales mantiene su nivel de riqueza. También afirma que las personas que cuentan con capital y liquidez disponible, seguirán gastando en consecuencia.

Muchos de los diseñadores actuales, una vez finalizada la crisis, tendrán múltiples oportunidades. Esto se debe a que varias de las empresas o de las marcas más jóvenes no podrán mantenerse operativas. Se vislumbra, por tanto, un escenario más despejado, ya que serán menos los especialistas que competirán en el futuro en el sector del Diseño de Interiores.

Los diseñadores tienen que ser capaces de determinar, con la mayor exactitud posible, el valor que tienen los servicios que ofrecen. En estos casos, el precio de los servicios no solo depende del comportamiento del mercado y del estándar de la industria, sino del valor percibido.

 

4. Se prevé un cambio en el tamaño de los espacios de trabajo

En cuanto a las oficinas pospandemia, se espera que sean lugares adaptados a las normas de higiene actuales. Asimismo, predominarán los muebles fabricados en materiales que sean no porosos y que resulten fáciles de desinfectar.

La directora de la firma arquitectónica NBBJ, Kelly Griffin, expresa que, tras la pandemia, las oficinas se pueden convertir en lugares intencionales. Puesto que una mayor carga de trabajo se derivará de manera remota, los locales físicos se usarán para determinadas actividades que requieran de un intercambio físico en un espacio social más cercano.

 

5. Las ferias no desaparecerán

Las ferias de diseño, según la fundadora de Wanted Design, Claire Poujoulat, se mantendrán en el futuro: se trata de actividades que constituyen una parte esencial de esta industria. Aunque las soluciones virtuales son ya básicas, este sector, para seguir desarrollándose, requiere de reuniones multitudinarias donde agrupar las tendencias.

Después de la pandemia, la industria se verá obligada a desarrollar nuevas soluciones, modelos y plataformas que permitan que los programas de exposición continúen sin poner en riesgo la salud de los participantes.

 

6. Nuevas estrategias de comunicación en el sector del Diseño de Interiores

La crisis ha motivado que las marcas aprovechen las potencialidades de la tecnología y las facilidades que les proporcionan sus espacios digitales para acercarse a sus clientes y clientes potenciales. Durante este período, se han explotado al máximo los canales de comunicación e intercambio que prefiere la audiencia o aquellos a través de los que puede relacionarse.

Etosha Moh, vicepresidenta sénior de Consultancy PR, es de la idea de que las imágenes atractivas, que tengan una alta calidad y que muestren el estilo de las firmas, serán de gran valor para las empresas en su expansión digital.

Asimismo, para las corporaciones que pertenecen al sector del diseño, resultará de vital importancia invertir en el incremento de su presencia digital y en el desarrollo de formatos multimedia de alto valor, como los videos demostrativos o explicativos, las imágenes 3D o las visitas virtuales.

 

7. Se pondrán de moda los colores que transmitan paz y tranquilidad

Muchos diseñadores afirman que para que un color llegue a formar parte de la lista de tendencias del sector del Interiorismo y sea aceptado por el gran público, es necesario que se sincronice con el pulso del momento.

Tras la ansiedad ocasionada por la crisis, es normal que las personas nos sintamos más atraídas por todo aquello que transmita calma y sosiego. Se puede potenciar este estado de tranquilidad y quietud deseado con el uso de colores adecuados.

La opinión de Dee Schlotter, gerente senior de marketing de color de PPG Paints, es que las personas, una vez finalizado este periodo de aislamiento, optarán por pintar sus hogares de colores que contribuyan a la relajación y que les den la sensación de estar en contacto directo con la naturaleza.

 

En fin, veremos cuáles de estas predicciones se mantienen a lo largo de la próxima década en el sector del Interiorismo. Una cosa es segura, el coronavirus lo ha cambiado todo y no queda otra que adaptarse para lograr seguir en la brecha.

WhatsApp
Help! I new somebody