¿Cómo y cuando surgió?

El estilo Pop Art  surgió en los años 50/60 del siglo 20. Se creó como lo opuesto al expresionismo abstracto y rápidamente recibió apoyo de las generaciones más jóvenes.

Este estilo se caracterizaba por el uso de colores brillantes y  llamativos y se podría considerar que la época de su surgimiento fue como una especie de revelación contra las normas y las tradiciones. Lo que es más, algunos críticos llegaron a considerar el estilo Pop Art como una tendencia insípida y vulgar.

Estilo pop art

Características principales del estilo

El Pop Art en interiores suele tener las siguientes características:

  • Colores brillantes, saturados, ácidos y de contraste.
  • Uso de carteles, retratos de personaje o famosos, cómics… situados en cualquier parte, no solo en las paredes sino también en las camas o en los artículos de decoración.
  • Se crea el espacio con la ayuda de luces de neón, LED, o lámparas brillantes.
  • Mobiliario de estilo minimalista. Habitaciones equipadas con armarios empotrados, camas plegables, etc.
  • Materiales de acabado con superficie brillante y resplandeciente. Se usan incluso entre los tejidos de seda o sintéticos. Con decoración de diamantes de imitación, bolas de discoteca, LED…

 

¿Sigue estando a la moda? ¿Quiénes lo prefieren?

No se puede decir que el Pop Art en interiores es una de las tendencias más populares hoy en día. Sin embargo, muchos diseñadores reciben encargos para implementar este estilo, y generalmente suele ser para apartamentos urbanos.

Resulta interesante para la gente joven y particulares creativos que les gusta ir más allá de los estereotipos y de los patrones impuestos por la sociedad. Es una oportunidad para expresar la libertad de expresión de cada uno, independientemente de la opinión pública.

Dado que el estilo pop art usa colores brillantes y decora con posters, también suele gustar mucho a los niños. Sin embargo, a la hora de decorar una habitación con Pop Art, tienes que tener en cuenta algunos aspectos del carácter del niño, como por ejemplo que sea un niño alegre ya que:

  • El caleidoscopio de colores puede causar un aumento de la actividad e irritabilidad de los niños con temperamento fuerte.
  • El ambiente del Pop Art puede sobrecargar el estado psicológico de las personas flemáticas y melancólicas.

Con los adultos pasa exactamente lo mismo, no obstante los niños sienten una conexión más fuerte y su estado emocional se puede ver más afectado por la situación. Puedes leer más sobre cómo escoger los colores.

 

Ahora bien, si realmente crees que el Pop Art es justo lo que tú quieres, entonces usar este estilo te ayudará a tener una actitud positiva, a sentirte más inspirado, creativo y auto realizado.

¿Quieres probarlo? Puedes diseñar tu espacio con estilo pop art o con cualquier otro estilo de la forma más rápida, fácil y cómoda posible en Glancing Eye.

Dejar un comentario