Diseño 360 y Realidad Virtual: ¿en qué se diferencian?

Aunque las dos técnicas permiten obtener imágenes hiperrealistas y amplían el campo visual de los entornos 2D, el usuario experimentará sensaciones diferentes con cada una de ellas

 

La tecnología genera innovaciones tan aceleradamente que, en ocasiones, resulta difícil acotar su naturaleza. Tal es el caso del Diseño 360 y la Realidad Virtual; a lo largo de nuestra trayectoria profesional hemos percibido una falta de instrucción en los empresarios españoles que requieren estos servicios y este post viene a concretar ambos conceptos.

 

¿Qué es el Diseño 360?

 

El objetivo del Diseño 360 es la generación de imágenes en 360 grados. Estas permiten apreciar, en una sola imagen, el ambiente completo desde un punto de vista concreto. Se puede dirigir la atención hacia la zona que más nos interese, permitiendo integrar todos los detalles en un solo producto.

Con solo mover el ratón en la pantalla se accede a cualquier rincón de la habitación o espacio dado, aportando la sensación de estar dentro del entorno.

Sus posibilidades han hecho de esta técnica una de las más explotadas por las inmobiliarias y las grandes empresas de decoración.

 

Algo aún más cercano: la Realidad Virtual

 

Consiste en una simulación de espacios en la que las personas pueden interactuar y explorar como si en realidad estuvieran en ese entorno. Es una forma de engañar a los sentidos y hacer que la persona se sienta inmersa en el escenario.

 


Business and Virtual Reality

La Realidad Virtual supone la forma más cercana de desarrollar una presentación de cualquier tipo


.

Para poder disfrutar de esta experiencia es necesario que el usuario se coloque un casco o gafas conectadas a un dispositivo que suministre la propia experiencia de simulación. La calidad de estos dispositivos repercute directamente en la calidad de la simulación.

 

Principales diferencias

 

Aunque las dos técnicas permiten obtener imágenes hiperrealistas y amplían el campo visual de los entornos 2D, el usuario experimentará sensaciones diferentes en cada una de ellas.

Con los productos visuales 360 el usuario podrá apreciar el entorno como si estuviera en el centro del mismo, pudiendo acceder a todos los cuadrantes de una realidad total y observarlos desde varios enfoques.

Por su parte, la Realidad Virtual es el parangón de la simulación asistida de interiores, ya que ofrece una experiencia multisensorial e interactiva que no deja indiferente al usuario.

 


.

Comprueba las diferencias entre Diseño 360 y Realidad Virtual en nuestro portfolio de trabajos.