Decoración de Interiores: mucho más que elegir cortinas

Uno de los objetivos principales de esta profesión es mejorar la estética de los espacios del cliente

 

Aunque el cine y la televisión han estereotipado el trabajo (y la sexualidad) de este colectivo, las personas que nos dedicamos a la Decoración de Interiores tenemos responsabilidades más allá de elegir cortinas. En realidad, como profesionales debemos desarrollar un conjunto de cualidades que nos permitan estar a la altura de las nuevas tendencias, complacer los más variados gustos, así como cumplir con las expectativas puestas en nuestro trabajo.

 

Decoración de Interiores: actividades principales

 

Antes de describir las actividades asociadas a la Decoración de Interiores, es necesario matizar que uno de los objetivos principales de esta profesión es mejorar la estética de los espacios, ya sean particulares, profesionales o locales comerciales, a partir de criterios altamente aceptados de estética y funcionalidad.

Para el ejercicio de esta profesión es necesario contar con amplios conocimientos artísticos y técnicos que permitan desarrollar con calidad y precisión las siguientes acciones:

  • Crear bocetos que logren expresar las ideas, de forma clara, sin muchos tecnicismos ni ambigüedades.
  • Utilizar correctamente diferentes aplicaciones informáticas que posibilitan la gestión de proyectos de Interiorismo.
  • Identificar aspectos relacionados con el arte, tales como estilos, nombres de autores y diferentes obras de diseñadores clásicos y de la actualidad.
  • Reconocimiento de piezas de arte originales, su época y la calidad de sus copias.
  • Realización de tasaciones de objetos en calidad de asesor.
  • Identificación de todos los materiales que componen los objetos y los espacios.
  • Planificación de ambientes que dispongan de manera armónica elementos de diferentes épocas.

En suma, se puede decir que los decoradores deben acumular y saber aplicar diferentes conocimientos que guardan estrecha relación con las formas, el volumen, las luces, los colores y sus combinaciones. Al mismo tiempo, deben ser expertos en la determinación de aspectos distintivos y rasgos relacionados con diferentes tipos de objetos, piezas de mobiliario y arte en general.

 

Cualidades de un diseñador de interiores

 

El trabajo de un diseñador es complejo; por suerte, ciertas cualidades nos ayudan en nuestro trabajo. Aunque quizás la parte más difícil es llevar a cabo el proyecto conforme a los gustos, las exigencias y el presupuesto del cliente, sin que nuestras preferencias personales intervengan en los resultados finales. 

También hay que estar al tanto de las tendencias actuales del Diseño de Interiores y conocer su evolución a lo largo del tiempo para aplicar procesos de deconstrucción o reinterpretaciones bien fundamentadas de estilos del pasado.

Además, en los últimos años, con la entrada en escena del Diseño 3D, resulta muy importante dominar los últimos programas para crear entornos digitales. A través de esta clase de recursos 3D es posible sintonizar con el cliente antes de dar ningún paso significativo (e irreversible).

Y, por último, se necesita cierto instinto y buenas dosis de personalidad para materializar las composiciones más atrevidas o aquellas que rompen con lo establecido. Aunque, como dijo Billy Baldwin, “nada que realmente te guste está fuera de estilo”.

 


 

En Glancing EYE nos dedicamos a la Decoración de Interiores y al Diseño de Espacios. Mediante el uso de la tecnología 3D somos capaces de mostrarte el lado más perfecto de tu casa, espacio de trabajo o tienda. Solicita presupuesto.

WhatsApp
Help! I new somebody